16 de diciembre de 2013

Déjame caer

Levántame a lo alto y déjame caer
a los precipicios que se han formado
pisoteándonos los zapatos de rabia

Arráncame los dedos 
cuando me tomes las manos
y no volveré a clavarte mis uñas en la piel

Expúlsame al espacio
para recorrer las estrellas
que aparecen cuando me dejas caer

Bailemos sobre las montañas nevadas
lanzándonos bolas de hielo a la cara
destrozándonos las emociones a gritos

Ríete a carcajadas
pues no sabemos si mañana será posible
pues los días se nos están acabando

Las noches se nos hacen largas
acurrucados hacia el lado opuesto
contando ovejas para el amanecer

Pero las mañanas no son como antes
y la rutina del día nos hace huir
del compromiso de vivir 

Ven a visitarme alguna vez
cuando el tiempo te lo permita
si éste no se encarga antes del olvido

Déjame disfrutarte solo un momento
para destruir las ganas de quererlo
dejándome caer y llevándote conmigo